Abrir la puerta al toque de timbre y regalar un puñado de dulces al azar es lo tradicional la noche de Halloween. Pues en esta edición 2018, te proponemos aventurarte a más con envoltorios hechos por ti y tus niños para regalar un globo de calabaza, que en su interior contenga 5 0 6 golosinas. En este tutorial te contamos cómo replicarlo.

Pronto verás como los globos, más que accesorios decorativos, pódrán ser el punto de partida de un envoltorio simple y que te diferenciará de todos los vecinos de la cuadra.

envoltorio1MATERIALES
→ Globos naranjos (ideal de 12 pulgadas)
→ Dulces de Halloween
→ Papel volantín verde
→ Sharpie
→ Cinta adhesiva
→Tijeras

envoltorio3PROCESO DE ARMADO
1. Selecciona 4 o 5 dulces (porción por niño que toque tu tiembre) e introdúcelos en la boquilla del globo. Procede a inflar y anudarlo como lo harías normalmente.

2. Toma tu plumón negro y dibuja boca, nariz y ojos de tu cabalaza en forma de globo. Espera unos segundos hasta que la tinta haya secado y finaliza tu manualidad cubriendo el sector del nudo.

3. Para ello, toma tu papel volantín y corta un rectángulo de 15 centímetros de largo y 10 de altura. Corta sus extremos en forma lineal dejando algunos centímetros sin cortar, los que representarán la base del sector verde. Adhiere la cinta adhesiva a la base y rodea el papel volantín con el adhesivo ya pegado, al nudo. Esto cubrirá el nudo y dejará las líneas cortadas como un extremo de hojas.

¡Estás list@ para sorprender a tus visitantes con un envoltorio diferente creado por ti !

Fuente: One Little Proyect